Enfermedades Renales

Enfermedades Renales Sintomas

Naturalmente, constantemente es preciso purificar el organismo, evitarle todo aquello que puede contribuir a perjudicar el corazón, el hígado o los riñones, cosa que se logra preferentemente con la clase de alimentos a tomar, y otros agentes naturales que permiten descanso al los riñones.

Como alimentación es preferible atenerse a un régimen a base de  vegetales y leche o sus derivados  menos grasos, intercalando asimismo ciertos períodos de una dieta  crudívora y purificadora.

Por consiguiente  es recomendable utilizar comidas crudas, de manera especial, jugos de frutas, ensaladas variadas y también jugos de verduras y hortalizas, puesto que ayudan  a la formación de la orina por su riqueza en potasio y calcio, siendo además muy útiles contra las inflamaciones, resultantes a veces del  exceso de ácidos, muy perjudiciales  al riñón sano o enfermo.

Cuando existe retención de urea y otras sustancias residuales, es preciso reducir al minimo la ingestión de albúminas, aun dentro del régimen lacto-vegetariano crudívoro.

Naturalmente , lo primero la sal , fuera, puesto que así descansan los riñones.

Asimismo,  hay necesidad de consultar al médico, a fin de averiguar si existen focos infecciosos, que deben combatirse de inmediato.

Si hay que  tomar algún fármaco, especialmente , antibiótico, hay que dejar de tomar condimentos irritantes y excitantes, así como el tabaco y el alcohol.

Los riñones son muy sensibles al frío, por lo que quien sufra de los mismos  deberá en lo posible evitar los resfriados. También es necesario  evitar todo esfuerzo que conduzca a la fatiga, pero si se debe practicar algún deporte  para no caer en el sedentarismo.

Entre los síntomas indicadores de alguna dolencia renal se cuenta el estreñimiento que debe evitarse y combatirse por medio de los remedios naturales, o sealas hierbas que luchan contra el mismo

Por otra parte, es recomendable sudar en abundancia, cosa que se consigue mediante baños de vapor o algo similar.

Entre otros  síntomas  menos visibles, una orina transparente que, tras emitirse y ya fría deja un residuo blancuzco, indica cierta pérdida de  fosfato, aunque  esto puede deberse concretamente no a un enfermedad del riñon sino a debilidad nerviosa o a una tuberculosis en estado más o menos avanzado.

Otro síntoma es la orina abundante, transparente y falta de color, casi como el agua. Esta orina es pobre en los residuos que eliminan los riñones de forma natural. Este enfermo suele orinar más de noche que de día. Naturalmente , esto puede deberse, no  a  una enfermedad renal en sí, sino al nerviosismo, a una fuerte emoción  o al exceso de bebidas, cesando cuando desaparece una de estas causas.

Una orina  escasa y de un color oscuro y muy fuerte, se debe comúnmente a una inflamación aguda de los riñones o un estado de debilidad cardíaca.

Puede deberse, aparte de una dolencia renal, a sufrir de grandes diarreas o a la supresión casi absoluta  de bebidas.

Hay asimismo, orina que deja arenillas, lo que indica una  intoxicación, a causa de una alimentación poco natural.

Atención  cuando hay orina mezclada con sangre, lo que suele suceder en muchas enfermedades del riñón, y se llama hemeturia. La sangre mezclada a la orina surgé durante toda la micción.  Esto es casi siempre síntoma de una enfermedad importante.

Los edemas son otro síntoma causados por la retención  de agua y sal debido  a un  desfuncionamiento de los riñones. Estas hinchazones  que son los edemas son síntoma de diversas dolencias renales y suelen aparecer conjuntamente con la escacez urinaria. La primera inchachón en estos casos es la del párpado superior, cosa que se nota al levantarse por las mañanas, y desaparece en el transcurso del día. Luego se hinchan los tobillos, donde queda una huella al apretar con un dedo. Esta hinchazón  se va extendiendo paulatinamente por todo el cuerpo y, finalmente, ya no desaparece ni al acostarse.

Por regla géneral, en la orina no hay albúmina, y si existe ello es señal de una enfermedad o mal funcionamiento del riñón, a causa probablemente de mala circulación sanguínea en dicho órgano glandular.

Claro que en algunos casos no indica un riñón enfermo, puesto que , por ejemplo, los reumáticos y gotosos pueden eliminar albúmina por la orina a causa  de la  irritación  producida en el riñón por el ácido úrico y los azúcares.

Veamos ahora algunas de las enfermedades más generales entre las que aquejan a los riñones:

El Riñón.

Piedras en el Riñón

Nefritis.

Colico Renal.

Uremia.

Imflamaciones Renales.