Nefritis

Nefritis

Una nefritis aguda es la inflamación rápida de los riñones, que se debe casi siempre a una enfermadad infecciosa aguda o a alguna fiebre eruptiva, como el sarrampión  o las anginas.

Los síntomas suelen ser dolor de cabeza, fiebre, malestar general, escalofrios y dolor en la región lumbar, apareciendo todo esto, junto o por separado, de forma brusca. La orina es escasa, fuerte de color o turbia, ya que contiene sangre y albúmina. Incluso puede dejarse de urinar algunos días. Hay también edemas en la cara que pueden extenderse a otras partes del cuerpo.

Es impresindible diagnosticar esta enfermedad lo antes posible para seguir el tratamiento más adecuado, una de las cosas más importantes será guardar reposo en cama, tomando exclusivamente el paciente agua con azúcar y  de leche y zumos  frutales. Hasta la desaparición de los síntomas, no debe administrarse al enfermo ningún otro alimento.

Más adelante, será posible aumentar la dieta de con leche vegetal, algún yoghourt, frutas, y aún más adelante se administrarán laxantes vegetales, como ruibarbo, o cáscara sagrada o aladierna.

Es conveniente provocar una sudación abundante, y aplicar cataplasmas de semillas de lino con polvo de mostaza en la región lumbar.

Las hierbas más útiles en este caso son diuréticas, entre las que cabe destacar los estigmas de maíz, los espárragos, las alcachofas, el cardo corredor, las flores de ortiga blanca, la cola de caballo, el abedul, el apio y otras semejantes.

Durante el estado inflamatorio no hay que enfriar en modo alguno  la zona renal.