Para que sirve la Fresa y el Fresón

Para que sirve la Fresa y el Fresón

Fresa y FresónPara que sirven la fresa y el fresón

La fresa es diurética, bactericida y depurativa.

Ésto sentado añadiremos que su uso debe ser habitual entre los atacados de mal de gota, de hemorroides o en sujetos de ánimo hipocondríaco.

Como las fresas, a veces, son poco digestivas, “pesando” en el estómago, es conveniente tomarlas en forma de zumo algo diluido en agua, constituyendo entonces, sin peligro alguno, un alimento muy nutritivo, diurético, depurativo, laxante, tónico y regulador del sistema nervioso.

La timida fresa que se esconde, arrastrándose entre las piedras de los fosos y en el corazón de los bosques, ya era conocida y apreciada por sus delicioso sabor y sus infinitas virtudes desde los tiempos más remotos.

En cuanto al reconocimiento obtenido por la fresa por parte de los médicos, los herboristas y los naturalistas de todas las épocas, sólo podemos referirnos a lo dificil de la elección de tantos y tantos… Plinio habla de las fresas como del precioso fruto del bosque, al que hay que amar y apreciar; el gran Linneo, fundador de la botánica moderna, y al mismo tiempo médico y herborista, definio a la fresa ” como bien de Dios” y afirmó que, según su propia experiencia, la fresa es un remedio para la gota.

Es un fruto ideal para los artríticos,  urémicos y para la gastritis.

Hoy día, los dietéticos tambien enseñan que la fresa, por su  alto contenido de vitamina C, está muy indicada para los anémicos y en los periodos de crecimiento, y asimismo que, debido a su composición especial, es un alimento ideal en muchos regímenes dietéticos. Es rica, efectivamente, en hierro, calcio y fósforo, así como  en vitaminas, si bien  lleva poco azúcar, lo que le convierte en la fruta predilecta de los diabéticos.