Propiedades de la Actea

Propiedades de la Actea

Actea

Actaea spicata L.

Familia: de las Ranunculáceaspropiedades de la actea

Hierba de San cristobal, cristoforiana, cristobalina, herba de Sant Cristóbal.

Descripción: Gran hierba vivaz cuyas especies se localizan  en los Pirineos y los Alpes, aunque se la considera oriunda del Cáucaso.

Su sabor resulta ácido y amargo, desprende un olor desagradable cuando se la estruja entre los dedos.

El naturalista romano Plinio ya hablaba de una Actaea spicata se cree que fue cultivada a partir de la Edad Media en muchos jardines.

De una cepa gruesa y negruzca brota el vástago y el tallo, que sólo lleva dos o tres hojas lampiñas muy grandes, dividida cada una  en tres  segmentos y divididos a su vez éstos en unos segmentos asimétricos profundamente dentados.

En el estremo del tallo nacen las flores, pequeñas  y blancas , recogidas en racimos terminales. El fruto es una baya elipsoide, oblonga, de un negro lustroso cuando está bien madura, con muchas simientes. No confundir estos  frutos con  los del grosellero negro o casís.

Florece en junio y julio. Se cultiva como planta rústica de adorno en algunos jardines.

Virtudes: Las propiedades curativas de esta hierba residen en la raíz. Tiene virtudes tonificantes del corazón. La actea era  una planta bastante  apreciada en las antiguas farmacopeas. Sin embargo, actualmente  no se aconseja su empleo por tratarse de una planta venenosa, cuya dosificación  es mejor reservar exclusibamente a los facultativos o personas expertas.

En el  tomo IV   de la Flora Española, ya en 1764 el eminente botánico señor Quer  se expresaba así: ” La hierba de san Cristóbal ( Actaea spicata )sólo se puede usar exteriormente, en fomentos o mezclada con manteca de cerdo sin sal, para curar la sarna y matar los insectos; se debe evitar cautamente todo uso interior de ella porque es uno de los mayores venenos e igual al acónito vulgar”.

Al exterior, esta planta se viene usando como un eficaz insecticida

Presencia: Suele criarse en los barrancos y en los bosques sombrios y húmedos, y prefiere, sobre todo, crecer entre  las grandes rocas de las altas montañas, aprovechando los suelos frescos, ligeros y porosos, formados naturalmente por la descomposición de las hojas  y residuos  vegetales. Alcanza  cerca de 1 metro  de altura y se caracteriza por su follaje muy recortado, imitando un helecho. Se  multiplica esencialmente por semilla y esqueje herbáceo.

La infrutescencia negra de la Actaea spicata contrasta  con otras especies del mismo género. Así, la blanca de la Actaea Alba  y la roja de la Actaea rubra .

Partes utilizadas:  La raíz y los frutos.

Componentes activos:  En el rizoma de esta hierba de san Cristóbal se ha descubierto  recientemente un complejo  glucosídico hidrosoluble, además de otras sustancias.

Propiedades: Tiene una acción  cardiotónica muy intensa. Insecticida.

Uso  externo.

Véase: Corazón , tónico, veneno, insectos.

Al igual que se dijo para el acónito y otras hierbas venenosas, se aconseja no autotratarse, sin  conocimiento de persona entendida..

En caso de intoxicación  por esta planta, resulta indispensable acudir inmediatamente al medico.

VENENOSO MORTAL