Propiedades de la Trinitaria

Propiedades de la Trinitaria para la Salud, la Cocina y la Belleza

Trinitaria

Viola tricolor L .

Familia: Violáceas.propiedades de la  trufa negra

Otros nombres: Flor de trinidad, pensamiento, suegras y nueras, herba de la Trinitat, pensament de camp, pensamentera, amor-perfeito-bravo, herba -da- tridade, flor seráfica, papantzea.

Virtudes: La raíz de esta planta es  emética y purgante; en tanto que las hojas y las flores son principalmente antiespasmódicas, béquicas, cicatrizantes, depurativas, emolientes, expectorantes.

La tradición popular utiliza otra especie  de trinitaria como la viola odorata L,  Dde hojas redondeadas y acorazonadas, muy pecioladas, con  flores violáceas primaverales, y cuyas virtudes son sedantes y sudoríficas principalmente.

También es conocida la viola silvestre, viola canina L,  cuyas flores ostentan un color violáceo pálido, y crece en los sotabosques y arenales. Posee virtudes béquicas, expectorantes y purgantes, entre otras. Se utilizan sus flores y raíces.

La viola calcarata L, o de monte, es común en montes y colinas pedragosas, y sus flores presentan un color  amarillo y violeta. Sus virtudes son emolientes, expectorantes, eméticas y béquicas.

Partes utilizadas: Flores, hojas, raices.

Componentes activos: Viola-cuercitrina,  tanino, saponina, mucílago,  glucósidos, vitamina C,sales minerales, y principios amargos, junto con violanina, y un antocianósido cumarínico y delfinídico.

Propiedades: Expectorantes, cicatricantes, emolientes, sedantes,  antiespamódicas, sudoríficas,laxantes, tónicas.

Véase: Ezcemas, herida, herpes, psoriasis, sarpullido, reumatismo.

Propiedades de la Trinitaria para la Salud, la Cocina y la Belleza

Para la Salud

Infusión y decocción de las partes de las sumidades floridas.

Decocción  también de la raíz.

En uso externo: Decocción de  las sumidades floridas para lavajes, emplastos y baños curativos del acné, los eczemas y los forúnculos.

Para la Cocina

Violetas confitadas: Ingredientes:

50 gm de violetas.

8 cucharadas de goma arábiga.

8 cucharadas de de agua de rosas.

50 gm de azúcar.

Se va vertiendo despacio el agua de rosas a la goma arábiga y se mezcla cuidadosamente hasta obtener un conjunto liso y homogéneo. Se echa esto en un frasco de vidrio a cierre hermético y se deja reposar un día  entero en sitio caliente. Después, con un pincelito se barnizan los pétalos de violetas con el conjunto de goma arábica y agua de rosas y se sumergen  dichas violetas en el azúcar, sujetándolas por su tallito. Una vez dispuestas se ponen a secar sobre una hoja de cartulina. Cuando estén las violetas completamente secas , se eliminan los tallitos y se meten en un frasco de vidrio.