Propiedades del Aro

Propiedades del Aro

Aro

Arum maculatum Lpropiedades del aro

Arum italicum Miller

Familia: Aráceas

Otros nombres:  Yaro, tragontina, flor de primavera, aro manchado, hierba de Aarón, sumillo, sumillo loco, zumillo, humillo, jumillo, candiles, jarillo, jaro, jarro, pie de becerro, hierba del quemado, llave del año,  hierba del juicio del año, , rabiacán, rabicana, árum, cugot, xerria, sarriassa, escandalosa, punta de rella, gresolera, candela , peu de vedell, pota de bou, peu de bou, orella d´ase, rapa, yarro, errebedarr, suge- artaburu, iñaztorr, illarondoko, jaro, jarro, velas de diaño, herba das anadas, garo, agaro, xairo.

Descripción: Este antófito, en cualquiera de sus especies, es originario de Africa y Europa Central.

Constituido por un tubérculo de un palmo o más de profundidad, de él arrancan varias hojas de considerable tamaño, insertas en un rabillo de unos dos palmos de largo.

El aro florece en primavera. El vástago forma un apretado haz de hojas y de él brota el bohordo florífero, que apenas sobresale del suelo y se pone verde en cuanto le da la luz. Por San Juan – el 24 de junio – ,  el aro suele tener ya los frutos maduros, que son unas bayas de color escarlata y desigual tamaño. No confundir sus bayas con  con las grosellas. Recuérdese  que todas las partes de la planta – incluso las bayas de color rojo  -son muy venenosas.

Virtudes: Al aro se le atribuyen virtudes terapéuticas verdaderamente prodigiosas contra  los  callos, panadizos y verrugas, pero es muy venenoso. Por esta razón  no es aconsejable la preparación  de infusiones y decocciones, cuya prescripción  debe dejarse exclusivamente al médico.

Con las hojas frescas del aro, bien machacadas en un almirez, se prepara una especie de puré que se tiene por maravilloso resolutivo cuando se trata de activar la cicatrización  o el encoramiento de las úlceras tórpidas.

El aro es venenoso, y para combatir las intoxicaciones producidas por esta planta, se aconseja vaciar el estómago e inrtestino del paciente, darle de beber aceite  y propinarlo también en lavativas. Tambien debe dársele leche o café y tener el accidentado convenientemente acostado y caliente.

Los síntomas  de envenenamiento se manifiestan con violentas irritaciones locales que se presentan primero en la boca y en la faringe, pero después también en el estómago y el intestino. Tras la absorción en el circuito sanguíneo, se producen estados deexcitación seguidos de fenómenos de parálisis, así como salivación, vómitos, pérdida de la voz y alteraciones cardíacas. Lo indicado es dar aviso inmediatamente al médico, o aún mejor, trasladar el envenenado a una clinica en donde se le tratará debidamente.

Presencia:  El aro se cría en los sotos y ribazos, en las alamedas, en los setos, etc., de toda o casi toda la Península, así como en las Islas Baleares y Pitiusas. Se multiplica por tubérculo.

Tanto Galeno como Mattioli y Laguna opinan que la virtud y la fuerza del aro se diferencia según las regiones en donde nace. Así, por ejemplo, mientras en  Egipto crece tan  dulce y suave que se puede puede comer su raíz cruda y cocida, como los nabos, en Europa nace tan agudo y mordaz que enciende y abrasa la boca.

Partes utilizadas: Las hojas y el tubérculo frescos.

Componentes activos:  Los rizomas tuberosos de los aros contienen hasta un 70 % de fécula, pero frescos son muy tóxicos. Sin embargo, su toxicidad desaparece fácilmente por la acción del calor o por desecación . Los tubérculos,   entonces son comestibles.  Este  principio venenoso se halla también en las hojas y en los frutos redonditos y encarnados, que comidos  por los niños pueden acarrear funestos resultados.

En las hojas y en los tubérculos del aro se encuentran también una saponina de tipo glucosídico, diversos fermentos y otras sustancias.

Propiedades: Purgante, expectorante, vulnerario, cicatrizante, callicida, tóxico.

Uso interno ( con gran prudencia) y externo. En farmacia se preparan variados productos a base del aro.

Véase: Sabañones, callos, catarros, estreñimiento, heridas, llagas, bronquios, úlceras.

Venenoso mortal