Propiedades del Evónimo

Propiedades del Evónimo

Evónimo

Evonymus europaeus L. propiedades del evonimo

Familia: Quelastráceas

Otros nombres: bonetero, bonetillo, husera, bonets, evòmin, barretets vermells, barretets de capellà,  madarikatu, basaerramu, boneteiro, bonete- de -preste, bonete – de crego, pauguirgoriño, árbore- da- rabia, barrete -de-padre, fuseira, árbore- de-serpe.

Descripción: Arbusto ornamental, vivaz, alegre, muy  peligroso  por su toxicidad, originario  de China y Japón.

En la Edad Media  no se utilizaban sus propiedades medicinales , debido  a que no se conocían  los síntomas   del envenenamiento por ingestión de sus frutos.

Su nombre en griego de euonymos ( en latín evonymus) significa, literalmente, el de “buen hombre “, o, por oposición a disonymos, que es  el de  ” buen aguero”. Teofrasto, y más tarde Plinio, lo aplicaron por antífrasis, a sendas especies venenosas.

El evónimo  tiene la corteza lisa, verdosa, ramas jóvenes cuadrangulares; hojas opuestas y aserradas, cortamente pecioladas, lanceoladas, azul verde por debajo, amarillas o rojas en otoño, caducas.

Florece en abril y mayo. Flores verde pálido, blancas o rojizas, pequeñas y hermafroditas. Fruto rojo en la madurez con 4 lóbulos que asemejan los picos de un bonete. Olor nauseabundo, desagradable; sabor acre, herbáceo, que recuerda el de la ruda.

Virtudes: Parece ser que actúa sobre el corazón. Se suele utilizar como purgante, pero debe emplearse  con las máximas  precauciones, especialmente cuando se trata de la planta fresca.

Los estudios  han demostrado en todas las partes del evónimo la presencia de sustancias venenosas hasta el punto de que el serrín fresco de su madera provoca alteraciones patológicas en los torneros que trabajan con ella.

Se debe prevenir  a los niños contra los racimos de los frutos rosa, las minúsculas flores y las hojas de esta planta, que adoptan  tonalidades rojas en otoño y son muy tóxicas.

El fruto del evónimo, pulverizado, es remedio eficaz contra los insectos y gusanos. Por eso se emplea como frición para curar la sarna y combatir los piojos.

La madera de esta planta, carbonizada en una cámara cerrada, proporciona el carboncillo empleado en dibujo.

Cuando se comen frutos de evónimo en cantidad, provoca primero cólicos, con abundantes diarreas, seguidas de desfallecimientos y convulsiones, para acabar muriendo el paciente.

Si se llega a tiempo, las intoxicaciones por haber comido  tales frutos han de    tratarse  lo mismo que las de digital.

Presencia: Este arbusto de 2 a 3 metros de altura se cría en los barrancos, lugares aclarados de los robledales y encinares, a la vera de las corrientes de agua, con alisos y chopos, y, en el Norte, en los setos y ribazos, con árboles residuales.

En España se extiende por todo el Pirineo y montes cantábricos.Se multiplica normalmente por esqueje apical. Es un arbusto muy sensible a las enfermedades.

Partes utilizadas: Semillas y hojas así como la madera.

Componentes activos: Tanino, vitamina C, el glucósido evonimina, aceite formado por glicéridos de los ácidos oleíco, acético, esteárido y palmítico, una materia colorante amarilla y, además , ácido benzoico libre.

Propiedades: Detersivo, colagogo, insecticida, purgante, emético, tónico cardíaco, venenoso.

Uso externo En farmacia y veterinaria se utiliza  el evónimo para obtener diversos productos medicinales.

Véase: Sarna, úlcera, corazón, purga, piojo, diarrea, insecto, veneno.

Venenoso Mortal

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO