Propiedades del Mercurial

Propiedades del Mercurial para la Salud

Mercurial

Mercurialis annua L.propiedades del mercurial

Familia: Euforbiáceas.

Otros nombres: Ortiga  muerta, morteral, malcoratge, mercurial, murcarol, merxuriar, maxuritxola, mercurial, urtigamorta, barredoiro, basallo.

Descripción: Planta anual que suele encontrarse en los bordes de los caminos. Es originaria de Europa, Asia septentrional y occidental.

En nuestras regiones existen dos mercuriales muy comunes, la mercurial de los jardines y los campos, única oficinal, y la mercurial vivaz, Mercurialis perennis L. de los sotabosques. Ambas son dioicas y tóxicas.

El mercurial tiene tallo anguloso, de forma cuadrada y de ramos divergentes. Alcanza de 30 a 50  centímetros de altura. Hojas de color verde amarillento, con peciolo corto, lanceoladas y de margen dentado. Cada hoja arranca de un nudo del tallo.

Florece casi todo el año, principalmente  desde el otoño hasta la primavera. Flores verdosas, separadas las masculinas de las femeninas;  las primeras axilares, casi sentadas y solitarias, y las segundas en espiga, sobre un pedúnculo largo y delgado.

Virtudes: El mercurial es planta emoliente, relajante,  laxativa, purgante y diurética. También  cura la sordera y provoca la  retirada de la leche en las mujeres lactantes.

Dioscórides decía que la planta masculina, en decocción, favorecía la pocreación de niños, y la femenina de las niñas. Pero confundía las dos y olvidaba decir cuál de los  cónyuges debía beber la tisana. La medicina homeopática prepara una tintura que recomienda en casos de reumatismo y afecciones estomacales.

No se olvide que debido a sus propiedades purgativas, el mercurial debe utilizarse con moderación y prudencia, sin sobrepasar nunca la dosis prescrita.

Los usos y propiedades terapéuticas son  identicas en el mercurial y el mercurial perenne (Mercurialis perennis L.)

Hubo un tiempo en que se utilizaba esta planta  contra los dolores   de la mujer, en especial contra las alteraciones en la menstruación.

También se empleó para combatir la hidropesía, estreñimiento, degeneración, mucilaginosa de los bronquios, falta de apetito, reuma y gota.

La mercurial se cría en bosques umbríos, en vallas y caminos, así como en huertos y campos de cultivos.

Hasta los 700 m de altitud. En España se encuentra por todo el país.

Se recoge la planta en floración, se la ata en  en haces y se le seca en un lugar aireado. Debe segarse a unos 10 cm del suelo.

Es una hierba muy rústica y poco exigente en suelo, que requiere algo de sombra.

Se multiplica por semilla en la estación templada antes de la cálida.

Debido a su mal olor, decia Oliver de Serres que cuando la mercurial  abundaba en las viñas ” podía perjudicar el aroma del vino “.

Partes utilizadas: Planta entera fresca sin la  raíz, jugo; secado rápido.

Componentes activos: Saponina, pequeñas  cantidades de esencia, un principio amargo, materia colorante, grasa, metilamina y trimelamina, hermidina, sales de potasio y otras sustancias.

Propiedades: Diuretico, purgante, galactófugo, antirreumático, emenagogo, estomacal.

Véase: Lactancia, intestino, menopausia, gota, y reuma, menstruación, estreñimiento, estómago.

Propiedades del Mercurial para la Salud

Uso interno: Infusión, jarabe y tintura de hojas frescas o desecadas, de mercurial.

Uso externo: Infusión de hojas de esta planta para emplearla como lenitivo y desinflamante. Cataplasma de hojas frescas contra las inflamaciones e irritaciones de la piel.

Té de mercurial: Para combatir el estreñimiento y el reumatismo y la gota.

Se añade una cucharadita de la planta a 250 c.c de agua fría, se calienta hasta la  ebullición y después de enfriar se cuela. La dosis correcta son dos tazas diarias.

Advertencias: Insistimos en que la sobredosis de mercurial va acompañada de vómitos, temblores y dolor de cabeza,. ¡ El mercurial puede puede llegar a ocasionar la muerte !

Infusión: Como purgante. Se ponen de 5 a 10 gm de mercurial en un litro de agua hirviendo. Colar y endulzar con miel. Tomar una tacita después de  cada comida.

Jugo: Emoliente. Para el exterior, jugo de la planta fresca de mercurial a la dosis  de 50 gm mezclado en  caldo o simplemente aplicado sin mezclar.

Cataplasma: Lactancia. Para detener el flujo de la secreción láctea de la madre lactante, tomar un puñado de hojas frescas  de mercurial, machacarlas y disponerlas sobre una tira de gasa, colocándola sobre el pecho de la mujer.

Decocción: Estreñimiento. En medio vaso de agua se hierven durante 5 minutos, 10 gm de hojas de mercurial. Colarlo, edulcorarlo y sorberlo lentamente. Proseguir el tratamiento hasta que se corrija el estreñimiento.

Usar con precaución